BIOMASA: ¿Qué es?

Si buscamos información sobre el significado de esta palabra, encontraremos muchas acepciones, pero de cara a nuestro proyecto, el significado es el siguiente:

– Todo el resultado del  aprovechamiento  forestal  de  madera, derivada de chopo, pino o roble, en formatos distintos a la madera de aserradero. Estas especies son las de mayor implantación en la provincia de León.

INFORMACION FORESTAL

Castilla y León, es la CCAA española de mayor superficie forestal.

Pues bien, León, es la provincia dentro de Castilla y León, con la mayor superficie  forestal.

Disponemos en León de grandes superficies forestales de chopo, pino y roble.

El chopo es actualmente, una de las maderas de mayor rentabilidad comercial, en función del periodo entre plantación y corta. Pero requiere un tipo de terreno determinado (riberas de ríos}, así como una serie de cuidados durante su periodo.

No obstante, no todo es aprovechable de forma económicamente rentable, y hay una parte importante de la chopera, aprovechable para su transformación en biomasa (astilla}.

Respecto a los pinares, son normalmente plantaciones en montes de Utilidad Pública, pertenecientes a las Juntas Vecinales, pero que gestiona la Junta de Castilla y León. Tienen unas reglas de juego específicas en cuanto a aprovechamiento y gestión de los mismos.

Pero, hay asimismo muchas hectáreas de pinares en «fincas particulares», con una edad entre 20 y 30 años, que necesitan de aprovechamiento mediante «entresaca», y que por no ser de aprovechamiento maderable, son totalmente apropiados para su transformación en astilla.

Roble, existen en la zona norte de León, una cantidad inmensa de hectáreas, que hasta ahora solo han tenido un pequeño aprovechamiento en forma de «leñas» y bajo el formato de «las suertes», que en los pueblos se asignaban a cada vecino que lo solicitaba.

En la actualidad, la mayoría de estos montes son de LIBRE DISPOSICION, es decir además de ser propiedad de las JUNTAS VECINALES, son estas las que tiene capacidad de «VENDER», directamente.

Estos montes eran aprovechados para pastos, pero esta actividad como todos conocemos va en descenso y es inapreciable.

ZONA GEOGRAFICA PREVISTA DE APROVECHAMIENTO

Se pretende cubrir una zona  de aprovechamiento,  comprendida entre LA MAGDALENA y ALMANZA.

Se corresponde con una masa forestal de gran superficie, sobre todo de roble.

Por tener una idea de superficie, en esta zona hay más de 60.000 Hras., de monte de LIBRE DISPOSICIÓN de roble.

Por supuesto, existen además muchas hectáreas, tanto de pinares como de choperas.

Toda la zona mencionada, se corresponde con un radio de acción de la planta de 75 Km, como máximo, asunto este de máxima importancia por los levados costes de transporte.

POTENCIAL DE MATERIA PRIMA

Las cifras que se manejan son estratosféricas, por ejemplo:

Los montes de la CCAA cuentan con una capacidad generadora de biomasa de 225 millones de Tm.,y con un crecimiento anual de 6,5 millones de Tm.

–    Actualmente solo se aprovechan 700.000 Tm.

Quiere esto decir, que además de la producción anual de los montes que se exploten, la capacidad anual de «regeneración» es también inmensa.

Por tanto, difícilmente, salvo desastre se agotará la materia prima.

DISPOSICION DE LA MATERIA PRIMA.

En nuestro caso, pretendemos disponer de la materia prima necesaria, durante y a lo largo de muchos años.

Para  ello,  estamos  proponiendo  a  propietarios  particulares  y  Juntas Vecinales, el siguiente acuerdo:

– Elaboración, presentación y aprobación por parte de la Junta de Castilla y León, de un PLAN DASOCRATICO.

Se trata de un proyecto de gestión de la superficie a explotar, por un periodo de 5, 10 o más años.

La superficie total del monte, se divide en varios rodales, en función de la superficie total del monte. Cada año se interviene en el rodal asignado a ese periodo.

De esta forma, todos los agentes intervinientes conocemos a lo largo del periodo que se establezca,  las superficies y cantidades donde vamos a intervenir y de que forma.

–       Se trata de tener acuerdos de gestión, en una superficie estimada de 10-15.000 hectáreas, que nos permitan disponer de la cantidad de toneladas necesarias para transformar en astilla y poder suministrar a nuestros clientes.

–       El citado proyecto define las condiciones de gestión y explotación del monte, en el sentido de definir la utilidad futura del mismo (pastos, caza, etc.). Derivado de esto, será necesario construir caminos, veredas, abrevaderos, etc., así como la necesidad de desbroces, para evitar crecimientos arbustivos no deseados.

–       Pasado el periodo antes descrito, el monte habrá «ganado», en calidad y cantidad de nueva madera a explotar, pudiendo en todo caso, definir un nuevo plan y empezar otro periodo de explotación.

Como conclusión, decir que es «muy factible», conseguir una superficie de explotación suficiente para conseguir la materia prima necesaria a lo largo del tiempo.

EXPLOTACIÓN FORESTAL: se requiere disponer de varios «equipos» de personas para realizar las labores de «corta» y «apilado», en el monte.

Por supuesto,  cada  equipo tiene una  limitación  productiva, que aunque prevista hay que contrastarla en el terreno.

Entendemos a priori,que se requieren equipos formados por 4-5 personas dotadas de «moto-sierras»,para labores de corta y apilado.

La idea es la disponer de tres equipos mínimos, que actuaran en tres explotaciones distintas en cada momento.

NOTA: no hay experiencias sobre este trabajo y menos en las cantidades de las que necesitamos.

Ha habido explotaciones «similares», pero no realizadas con este criterio. Solo se han hecho, con el objetivo de «aprovechamiento de leñas».

NOTA: se está trabajando en los últimos años en el diseño de 11 máquinas taladoras» que cumplan estas funciones. Hoy por hoy nos están. En el futuro se vería.

Se trata de sacar del monte para su aprovechamiento, el «árbol completo», es decir, lo aprovecharemos todo. Si por sus dimensiones es demasiado grande que no permita su manejo, se troceara tantas veces como se necesario para ello.

Una vez cortada y apilada la madera en montones, al lado de la «calle de saca» (calle o paso que se utiliza para el paso de las maquinas), entra en escena una máquina denomináda «auto-cargador».

La función de este equipo, dirigido y operado por un operario, es la de recoger y cargar los montones mencionados en una caja de que dispone al efecto, y que una vez lleno, lo sacará de la zona de explotación y lo depositara en una zona «cargadero» , a donde tendrán posibilidad de acceso otras máquinas.

ASTILLADO

Una vez se disponga de suficiente volumen de madera, en el cargadero, es cuando llegara otro equipo denominado «astilladora». Como su nombre indica, se trata de procesar la madera de que disponemos y convertirla en «formato astilla».

Este equipo, carga directamente los camiones de gran volumen para su traslado a la planta o a otro destino.

ALMACENAMIENTO

Realizada la fase anterior, o dependiendo de la época del año, las astilla será almacenada «bajo cubierta», o bien en «la playa» que a tal efecto se debe construir.

TRANSPORTE A DESTINO

Este ya es el paso final de transporte de mercancía el destino de utilización final, utilizado para ello, camiones que disponen de una caja de 95 metros cúbicos, de volumen, ya que el peso especifico de la madera es pequeño.